domingo, marzo 30, 2008

La fe fundamental

“No hemos alcanzado nada, porque nos hemos olvidado de ser Todo”. Así habla Emanuele Severino, uno de los filósofos más originales con los que nos podemos topar en esa marisma casi homogénea de la filosofía contemporánea. La propuesta de Severino adquiere una radicalidad insólita al tiempo que demuestra una creatividad poco común entre los filósofos de nuestra época.

Con especial atención al problema del lenguaje y a la idea moderna de que el sentido profundo de las palabras hay que buscarlo en sus raíces, Severino toma de Heidegger el método y de Nietzsche uno de sus mayores descubrimientos, el concepto de voluntad de poder, al mismo tiempo que se enfrasca en la problemática actual del nihilismo; pero todo ello fuera de las coordenadas de los autores contemporáneos, fuera de las habituales soluciones y alternativas a la pregunta que el nihilismo nos formula.

Lo que hace de la propuesta filosófica de Severino algo inverosímil es sin embargo lo que mayor valor le da a su filosofía: la consideración de que la antigua tesis del devenir de las cosas no es algo patente, sino una mera fe que ha consolidado las entrañas del pensamiento filosófico de Occidente. Con esa fe en el devenir ha crecido la semilla de la locura en Occidente, al elegir el camino de la noche de Parménides, el autor que siembra ambas semillas, la de la locura (el camino de la noche, que ha sido la elección de Occidente, y que se centra en la tesis de que los entes no son), y el de la Alegría (camino por cierto nunca seguido por ninguna cultura conocida, pues tampoco Oriente ha tomado la opción correcta).

La idea de que los entes salen de la nada y vuelven a la nada: para Severino ésta es la idea que ha guiado el pensamiento de Occidente, en la forma de suponer como evidencia lo que es meramente una fe; una evidencia que se quiere evidencia, porque- y he aquí el enlace inmediato con el nihilismo- esa suposición permite la voluntad de dominio sobre los entes, su apropiación por el hombre que en la época contemporánea- y he aquí de nuevo su terreno común con Heidegger- viene representada por el predominio de la ciencia y de la técnica.

Severino da un paso más atrás en la búsqueda del “corruptor” de la civilización: si para Nietzsche era Sócrates y para Heidegger Platón, Severino se sitúa en Parménides como el pensador ambiguo que de forma indirecta introduce una sospecha que en Empédocles ya es completamente obvia: para Severino la tarea de Empédocles es enorme, pues debe admitir la eternidad del mundo al tiempo que la evidencia del devenir de los entes. El camino de la Alegría predicado por la inmutabilidad del mundo se ha abandonado ya demasiado pronto, en la forma de un niño no nacido.

Es fácil considerar el problema con el que se enfrenta Severino, parecido al de aquellos griegos que pretendían negar el movimiento. Pues no otra cosa hace Severino; su propuesta es atractiva en la medida en que aparece como cuasi imposible. La tesis retorcida de Severino es considerar el devenir como una fe; pero lo que hace Empédocles no es sino escribir la gran verdad del mundo que al hombre ya siempre debe haberle parecido como una evidencia; no es que se haya construido una fe como si fuera una evidencia, sino que la evidencia como tal es insoslayable.

De vuelta a los inmutables y eternos, y a la pretensión de que todas las cosas están unidas en un Ser absoluto y pleno, sin orificios, a Severino le toca demostrar que el devenir de las cosas es un pensamiento no probado en beneficio de aquel que parece completamente improbable: la verdadera fe es aquella que quisiera esconder una verdad primigenia bajo la excusa de su ocultación por una demasiado humana voluntad de poderío.

11 comentarios:

Horrach dijo...

Todavía no he podido leer nada de Severeino. ¿Podrías recomendarme, David, un libro suyo para iniciar la lectura? Gracias.

David Carril dijo...

Hola, Horrach. El problema de las obras de Severino es que las más importantes están en italiano, y me parece que no están traducidas. Pero tiene un librito en el que condensa muchas de sus tesis: El parricidio fallido,ediciones Destino. Es un librito que resume lo mas importante de sus ideas, te lo recomiendo vivamente. Un abrazo.

lapaupachica dijo...

hola david. te encontré por un comentario en el blog de pau llanes. me gustó ese comentario y ahora ha sido un placer leer tu artículo. lo que propone severino y cuentas me parece muy interesante. cada vez leo menos teoría porque no persigo totalizantes tal vez, sino atrapar instantes a través de escritos, dibujos, fotos... pero igual, gracias, pero igual este severino me ha hecho pensar en leerlo. yo estoy en perú, ¿sabes la editorial? pues acá no llega todo lo que se publica... gracias de nuevo.

David Carril dijo...

Hola, Lapauchica. Las ediciones de Severino en lengua original están publicadas por Adelphi. en español solo conozco "el parricidio fallido", ediciones Destino. Gracias por visitar el blog,

¡un saludo!

Pau Llanes dijo...

sugestivo... desde luego... prometo buscarlo... y leerlo, por supuesto... Ay, la fe y sus suicidios colectivos... un abrazo... pau

Horrach dijo...

Mi admirado Vermal lo ha citado en alguna ocasión a Severino, pero nunca hemos entrado en más profundidades. Así que me he quedado con la duda.

Sobre el libro que me recomiendas, ¿es más o menos reciente su edición?

gracias y saludos

David Carril dijo...

Hola, Horrach.

No,la edición es antigua ( 1992). Yo la tuve que conseguir por internet. No obstante, el precio es barato (unos 7 euros sin gastos de envío). Hay otro libro en español: La filosofia futura", pero me parece menos ilustrativo de la esencia de sus pensamientos. En internet hay muchas librerias virtuales donde poder conseguirlo. La otra opcion es leerlo en italiano.

Saludos.

Rubicón dijo...

Hola David,

me sorprende mucho encontrar a alguien interesado en Severino. Yo tengo un foro en Yahoo sobre él y solo se han apuntado un par de italianos después de unos cuanrtos años.

Yo llevo más de 20 años estudiando a Severino, y diría que hace muy poquito que lo he entendido claramente.

En español, está editado El Parricidio Fallido y Esencia del Nihilismo. Hace años se encontraban La Filosofía Antigua, La Filosofía contemporánea y La Filosofía Futura. En catalán teneis Més enllà del Llenguatge. El resto, lo siento, todo está en italiano.

Un saludo y espero que sigamos charlando.

Rubicón dijo...

Querido David,

siento discrepar: "La Filosofía Futura" considero que es un texto esencial en Severino. En comparación suya, "El Parricidio Fallido" no deja de ser un tebeo divulgativo.

Si de verdad te interesa Severino, no dudes en preguntarme las posibles dudas. No quiero ser pedante, pero tampoco tener falsa modestia. 23 años machacando Severino dan mucho de sí.


Un saludo muy cordial de Carlos.

Saludos de Carlos.

Rubicón dijo...

Aquí teneis unos vídeos sobre Emanuele Severino:

http://www.youtube.com/watch?v=yX93S7whWB4&feature=related

Rubicón dijo...

Veo que esto está muy parado. Si alguien quiere charlar conmigo sobre Severino, estaré aquí:

http://es.groups.yahoo.com/group/LA_FILOSOFIA_FUTURA/

Un saludo y hasta pronto.